Todos tenemos sueños a lo largo de la vida, motivaciones e ilusiones que a veces se cumplen y otras, simplemente, desaparecen con los años. ¿Quién no arriesga no gana? Bueno, no se si arriesgar es la palabra correcta, pero lo que está claro es que para cumplir tus sueños tienes que apostar por ti.

La verdad es que tener proyectos en mente es una sensación bastante dual. Por una parte es energético soñar y levantarse por las mañanas con las ganas de triunfar, pero por otra, sabes que tienes mucho trabajo por delante y una posibilidad entre muchas de que las cosas salgan bien.

Desde muy pequeña he querido escribir un libro, tenía claro que algo quería decir, aunque en aquel momento no supiera muy bien el qué. El año pasado lo conseguí, conseguí cumplir un pequeño sueño. Como la mayoría de cosas que nos suceden, no fue como esperaba. Me contrató una plataforma de ebooks para desarrollar un libro de Inteligencia Emocional y han sido los seis meses más estresantes y más motivadores de mi vida. Me lo he pasado bien y ha sido divertido e interesante verme a mí misma bajo presión, escribiendo cada noche y pensando cada día todo lo que quería decir.

No, el sueño no ha sido como yo imaginaba, porque en alguna parte de mi mente me veía firmando libros en Sant Jordi, con personas haciendo cola para decirme lo mucho que les había cambiado la vida leer mi libro. Pero no estoy decepcionada en absoluto, mi sueño nunca fue triunfar, mi sueño era compartir mis pensamientos para que les sirviera a los demás y eso he hecho. Que me hubiera encantado firmar libros y no escribir un ebook, pues también, pero si he escrito uno y ha salido bien ¿por qué no continuar con el sueño hasta ver a donde llega? 

Pero siempre quiero más, un defecto cualidad que cargo siempre conmigo y en pleno siglo XXI donde la tecnología, los Bloggers, Influencers y Youtubers son el nuevo canal de comunicación con la masas, me tengo que sumar a este movimiento y agrandar el sueño que tenía de niña de compartir con los demás mi visión filosófica y psicológica de la vida.

Así que una nueva aventura me espera, porque en breve abriré con una compañera psicóloga, amiga ante todo, un canal de psicología y desarrollo personal. Suena aburrido ¿verdad? a tostón, pero es ahí donde vamos a intenta innovar y en vez de dar discursos que seguramente puedes encontrar en cualquier manual de autoayuda, hablaremos y charlaremos de cómo somos las personas en realidad, de los miedos que tenemos, de nuestros propios autoengaños, de aquello que todos decimos saber pero que a la hora de la verdad nos quedamos atascados en la teoría.

No tenemos ni idea de si funcionará, si gustará, si sabremos hacerlo de forma natural y sincera, porque ponerse delante de una cámara no es lo mismo que charlar tranquilamente en una terraza, pero lo intentaremos, intentaremos dejar nuestros miedos a un lado, incluida la vergüenza, para poder compartir con vosotros los trucos y herramientas imprescindibles para caminar por la vida un poco más ligeros.

¿De qué hablaremos exactamente? Pues no tengo ni idea aun sabiendo todo lo que queremos decir. Que contradicción, pero así somos las personas, contradictorias  y nosotras ante todo somos personas. Somos psicólogas sí, pero las dos estamos de acuerdo en que un título no nos define. ¿Qué nos define? Pues nos definen nuestras peculiaridades, como a todos. Cris es la parte más formal en Criva Conecta, le encanta un concepto bien definido más que a un niño los caramelos, es muy observadora, a veces hasta demasiado, y detrás de esa apariencia seriota se esconde un peluche bonachón y amoroso. Y yo soy Vani, la parte más informal de Criva Conecta, no soporto los conceptos académicos, me suenan radicales y poco cercanos, soy muy dinámica, algunos dicen que por ser géminis, y sobre todo y ante todo soy relativa.

Cris y yo tenemos muchas cosas en común, pero lo que nos describe y nos une como equipo es el amor por la maravillosa mente humana, una maquina poderosamente simple pero muy compleja de manejar.

¿Qué pasará si no pasa nada y nuestro proyecto se queda en una anécdota? Pues nada que no podamos asumir. Será una decepción personal, un pequeño golpe al ego, pero por suerte ninguna de las dos cree que el éxito consista en fama o dinero, para nosotras el éxito sería una revolución mental en que las personas aprendieran a incorporar la psicología a sus vidas de una forma cotidiana y no solo en casos excepcionales o momentos de colapso. Como veis soñamos a lo grande, pero para eso están los sueños, para imaginar lo mejor de ti en alguna parte del mundo.

¿Y si no funciona? Pues si no funciona nos habremos divertido por al camino y, desde luego, seguiremos buscando la forma de llevarlo a cabo, tal vez más pequeño, tal vez con unas miras más realistas, pero lo que tengo claro es que nunca dejaremos de intentarlo. 

Aquí os dejo el enlace de nuestro pequeño gran proyecto Criva Conecta y por supuesto os dejo el enlace de mi libro, el primero y esperemos que no el último, Inteligencia Emocional de lunes a domingo. Descarga gratuita en Bookboon 

Vani G. Leal, Psicóloga.

Criva Conecta

Sigue nuestros artículos por email

* indicates required

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: